sábado, 8 de diciembre de 2012

LAS TRABAJADORAS DEL HOGAR Y LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO

La Ley Federal del Trabajo establece que las trabajadoras del hogar tienen derecho a salario, descanso, alimentación y realizar sus labores en un lugar higiénico, pero, las excluye del derecho a la vivienda, reinstalación laboral, seguridad social, o negociación colectiva, y según la Ley General de Salud sólo pueden estar inscritas en el régimen voluntario, y cubrir sus propias cuotas obrero- patronales. No tienen derecho a guardería ni prestaciones sociales, como la pensión.

Entrevista a la Directora de Caceh
Para Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), es preocupante que “a nadie le importe” la explotación y la falta de ejercicio de los Derechos Humanos (DH) y laborales que padecen las trabajadoras del hogar.
Muestra de la ausencia de derechos es que de los cerca de 2 millones de mujeres ocupadas en esta labor sólo 5 por ciento de ellas tiene contrato escrito, y 0.01 por ciento tiene acceso a la seguridad social.
Bautista agregó que la exclusión de sus demandas en la modificación a la LFT se debe a la “incapacidad de las autoridades para reconocer el aporte económico de su labor”.
Y es que, recordó, el trabajo en el hogar representa el 22.6 por ciento (2 mil 672 billones de pesos) del Producto Interno Bruto (PIB), superior a la aportación de sectores como el manufacturero y el agrícola, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Pese a su importante contribución económica, las y los legisladores “desvalorizan a esta actividad, y anteponen los intereses de los empleadores por encima de los derechos de las trabajadoras del hogar”, lamentó.
“Siguen pensando que al emplear a una mujer en su casa, le hacen un favor y que ahí aunque no tenga derechos está mejor que en su pueblo”, añadió la también coordinadora regional de la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar para América Latina.
Para colmo, la reforma laboral, que en su exposición de motivos sostiene que fue elaborado con enfoque de género, “ni siquiera nombra a las trabajadoras: en la redacción quedó como ‘trabajadores domésticos’”, a pesar de que 9 de cada 10 personas ocupadas en esta labor son mujeres.
Marcelina Bautista aseveró que continuarán con la exigencia de que sus DH y laborales se incluyan en la LFT y para ello se reunirán con senadoras y senadores, a quienes presentarán sus demandas debido a que esta semana la Cámara alta inició la revisión de la reforma aprobada en San Lázaro el sábado pasado.

3 comentarios:

  1. Hola. Acabo de ver la entrevista con Carlos Puig y me ha parecido una herramienta perfecta para concientizarme acerca de esta realidad tan importante. Y es por esa razon que he tomado la decisión de correr mañana mismo a mi muchacha antes de que las leyes lleguen a ser cambiadas y pueda ella provocarme algun problema. Haré en lo sucesivo lo necesario para concientizar a mis amigos y vecinos para que también corran a todo su personal domestico. Aprenderemos a trapear y lavar. Pero no nos vamos a dejar...

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta si una persona ya llevan 23 años trabajando el el mismo hogar y las corren sin razón alguna los patrones tienen que darte una liquidacion por todo ese tiempo trabajado?
    Y como cuanto mas o menos?

    ResponderEliminar
  3. Hola Marcelina, mi nombre es Sergio, hay una forma de contactarte?




    ResponderEliminar